Comprar una vivienda: los gastos añadidos que no puedes olvidar

A la hora de comprar una casa hay unos gastos añadidos que te obligarán a contar con unos ahorros extra para hacerles frente. Los expertos recomiendan disponer de aproximadamente el 13% del valor de la vivienda para cubrir los gastos de notaría, del registro de la propiedad, de la hipoteca y los derivados de los impuestos que gravan la compraventa.


02/10/2020

Gastos de notaría

La administración regula los honorarios que corresponden al notario por el establecimiento de una escritura de compraventa, de compraventa con subrogación, de constitución de una nueva hipoteca si no existe subrogación en la hipoteca inicial del promotor y otra de cancelación de la hipoteca inicial. La cantidad a pagar por los servicios jurídicos de este profesional van estrechamente ligados al precio del inmueble. Salvo que las partes pacten lo contrario, estos gastos corresponden al comprador de la vivienda.

Registro de la propiedad

El Colegio de Registradores de España recomienda inscribir las escrituras relacionadas con la compraventa de la vivienda aunque se trate de un trámite voluntario, puesto que ofrece una gran seguridad jurídica al comprador. En el supuesto de que se constituya una nueva hipoteca, el banco prestamista exigirá la inscripción de dicha compraventa, así como la escritura de constitución de la nueva hipoteca.

Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD)

El AJD es el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que grava los documentos notariales, mercantiles y administrativos. Son los primeros en los que nos vamos a fijar en el caso de la compra de una vivienda.

En caso de simple compraventa, este impuesto solamente se abona en caso de viviendas de nueva construcción.

Tanto en inmuebles de nueva construcción como de segunda mano, este impuesto se debe pagar en todas las operaciones cuya compraventa esté vinculada a la concesión de un préstamo hipotecario. La base imponible sobre la que se calcula la cuota tributaria es la responsabilidad hipotecaria, es decir, todo aquello que aporta garantía a la hipoteca como el importe del principal, intereses ordinarios, intereses de demora y costas. Suele oscilar entre 1,3 y 1,6 veces el valor del préstamo.

Otros impuestos: ITP e IVA

Dependiendo de si se trata de una vivienda de nueva construcción o de segunda mano, comprar una casa te generará unos gastos de ITP e IVA.

ITP

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) es el gravamen que se aplica a las viviendas de segunda mano y cada comunidad autónoma estipula un porcentaje. La media en España oscila en torno al 8% del valor de la compraventa, si bien hay comunidades en las que alcanza el 10% y otras en las que se queda en el 4%, como ocurre en el caso del País Vasco.

No obstante, cada comunidad prevé una serie de bonificaciones en función de la situación económica y familiar del comprador. Hacienda puede reclamar el pago de la diferencia si considera que la vivienda tiene un valor mayor de lo que se ha pagado por ella en el contrato de compraventa.

IVA

El Impuesto sobre el Valor Añadido se aplica a la vivienda nueva y desde 2013 está establecido en el 10% de su precio. Por vivienda nueva se entiende aquella que el comprador adquiere directamente de un promotor, o después de que hayan pasado menos de dos años desde su construcción.

En una vivienda con un precio de 120.000 euros, el IVA que correspondería pagar sería de 12.000 euros.

Gastos de la tasación

En caso de que solicites la concesión de una hipoteca para efectuar la compraventa de un inmueble se hará necesario realizar una tasación. Para ello, debes contratar los servicios de un tasador, que generalmente tendrás que pactar previamente con el banco. Esta persona se encargará de fijar el precio real de la propiedad para que el banco tenga una referencia para estipular el porcentaje de financiación que te concederá, en función del valor de dicha propiedad.

Otros gastos de la hipoteca

Además de los impuestos y honorarios anteriormente citados, hay otros gastos de la hipoteca a los que tendrás que hacer frente si te decides a comprar una vivienda, tanto si es de nueva construcción a través de un promotor o una cooperativa de viviendas, como si es de segunda mano.

Por ejemplo los gastos de gestoría, la empresa que se encarga de tramitar la liquidación de los impuestos y realizar todos los trámites para la constitución de la hipoteca. Sus honorarios suelen rondar los 250 euros. Además, también deberás hacer frente a gastos financieros que se deriven de la operación.


Queremos colaborar en la contención del coronavirus

Fomentamos el teletrabajo y la conciliación,  manteniendo nuestras oficinas con el personal imprescindible para garantizar la atención de nuestros clientes.

Sobre DOMO

Domo es una empresa líder en la gestión de proyectos inmobiliarios, en régimen de cooperativa, gestión delegada o build to rent.

© 2020 All rights reserved.


© 2020 Grupo Domo. Todos los derechos reservados.